¿En qué momento nos rigidizamos?